¡Vivan las ostras de Arcachón!

Día 8 de la vuelta al mundo. Comiendo ostras en Arcachón (Francia). 

Viajamos a este lugar por unos amigos de mis padres que nos recibirían en este precioso municipio de la costa francesa. En ella podemos observar una conocida bahía, por ser el lugar de vacaciones del emperador. Se respira elegancia, majestuosidad y mucha clase.

Investigamos el lugar en bicicleta, respirando un poco del Mar Atlántico y decidiendo ser unas francesas más comiendo ostras, foie, langostinos acompañados de deliciosos vinos franceses. ¡Oh la laaaaaa! Pero también decidimos quedarlo subiendo a la duna más alta de Europa co 105 metros, la Dune de Pila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *