¡Mi cumpleaños en San Pedro de Atacama!

Cada vez estoy más convencida de que la experiencia pausada y matizada de un solo país es siempre mejor que el paso apresurado y superficial por cuarenta. Aunque mi paso deberá empezar a apresurarse en unos días para llegar a Ecuador volver a casa por Navidad.

A unas pocas horas de la hora de mi nacimiento en el desierto más árido del mundo y 130 días más tarde, por fin puedo poner cara y ojos a una idea de la que tanto he hablado y tanto me ha costado materializar. La falta de rutina me ha hecho olvidar eso de optimizar el tiempo. ¡Una ex prioridad en mi vida!

Me consuela sentir que no ha sido vagancia, o falta de ganas. No sé lo que ha sido. El otro día recibí un correo electrónico de un querido profesor de la universidad que me dijo que “La felicidad escribe blanco”.

No obstante, la artífice indirecta de estas líneas es mi madre, que me dio la vida hoy hace 28 años y que me pedía cada día un correo electrónico cuando me alejé del nido con 20 años para vivir en otro país. Ella me insistía en que le escribiera y yo, aunque rezagada, cumplía con ello. Más tarde, descubrí que poniendo en copia oculta  a mis amistades lograba matar dos pájaros de un tiro. Y al cabo de unos años, descubrí que a través de mis palabras la gente lograba viajar, oler, sentir.

Así que en mi 28 cumpleaños me he regalado avanzar un poquito en esta web de la que ahora en adelante será actualizada (espero) en vivo y en directo como hoy.

Gracias de antemano por todas las felicitaciones de mi cumple. Lo celebraré desde la cima del volcán más antiguo de Chile llamado Lascar a 5.600 metros de altura.

 

Una respuesta a “¡Mi cumpleaños en San Pedro de Atacama!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *